Ánimo, no te dejes morir


 

Roberto David Mendoza Barrera*

*Especialista en eCommerce y maestro en Mercadotecnia Digital

 

Querido lector, ¿sabes qué significa la palabra ánimo? Es muy común que para alentar a alguna persona que requiere energía o porra para salir adelante, se le impulse diciéndole: “Ánimo”.

Mi consejo de esta semana va en ese rumbo, dar ánimo a quien lo requiere y lo necesita. El ánimo es la fuerza o energía para hacer, resolver o emprender algo, lo que sea.

Siempre ten presente esta palabra para que salgas adelante en cualquier situación y momento, nunca bajes los brazos, nunca desistas, sigue en pie y mantén tu ánimo, porque en muchas ocasiones es lo único que tenemos y podemos conservar.

Es un hecho que esta sugerencia la usará quien lo desee tomar, porque uno de los primeros conceptos que aprendí en el coaching es que un consejo sólo lo toma la persona a quien le interese, a nadie se le debe forzar nunca a nada, aunque sea el mejor asesoramiento que haya recibido en su vida.

Dice un amigo mío, Ricardo Félix Inguanzo: “Haz lo que digo, no lo que hago”. Sé que me he equivocado muchas veces, reconozco que he lastimado a muchas personas que he amado y me amaron, que me arrepiento por mis errores y fracasos, sobre todo cuando éstos afectaron a alguien más que mi persona.

En verdad, he deseado una y otra vez poder regresar el tiempo para evitar estas fallas, pero, lamentablemente, aún no existe esa máquina para regresar los relojes en sentido inverso y prevenir las equivocaciones.

Por lo tanto, algunos semejantes me juzgarán por mis fallas y por mi falta de ejemplo virtuoso, pero, en fin, dicen que “nadie es moneda de oro para caerles bien a todos”. No hagas lo que hago, haz lo que digo (o, en este caso, escribo), esa diferencia te dará mejores resultados.

Hoy soy diferente, en este momento de mi vida comprendo que lo que soy es por todo lo que he vivido, por mis aciertos y yerros, por mis grandes alegrías y, además, por todas mis grandes penas, por lo tanto, esas cinco letras me llenan el alma y mi corazón, tengo Á-N-I-M-O para vivir y seguir divirtiéndome con mi vida.

La palabra ÁNIMO significa NO DEJARSE MORIR. En mi caso, me queda claro que no me dejaré morir ni tampoco dejaré morir a mis sueños. Mi misión es llevar a mis hijos a lo más alto para que ellos puedan volar por sí solos; cuando los vea volar alto y lejos, ese día me jubilaré de papá.

Mientras tanto, seguiré dándome ánimos para continuar y luchar, ánimos para que, a pesar de los sinsabores, pueda salir siempre adelante. Inclusive, el día que mis hijos vuelen fuera de mi nido, encontraré en mi vida otro motivo que me llene día con día de fuerza interior para darme ánimos y continuar viviendo, porque siempre me ha gustado la idea de ser inmortal, vivir para siempre.

Tendré el ánimo suficiente, no me dejaré morir.

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Portadas de diarios impresos Zacatecas martes 27 febrero
Next Este miércoles, exposición militar y de fuerzas armadas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.