El déficit de los Monreal


El mapa político en Zacatecas se dibuja nítido. La clase política local y nacional le ha otorgado al mandatario Alejandro Tello Cristerna un nivel de legitimidad y consenso como no lo había vivido en sus primeros años de gobierno.

La reunión del miércoles en la Ciudad de México, a la que se dieron cita fuerzas políticas del más diverso orden, habla muy bien del poder que hoy aglutina el Contador. Un bono político irrepetible que debe cuidar y mantener de forma prudente en el tejido de los acuerdos.

Alfonso Ramírez Cuellar, presidente de la Comisión de Presupuesto en San Lázaro, fue el factor de cohesión. Como rector de la ruta crítica para la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, mostró la apertura y civilidad para dar vida a una agenda común en el estado.

No existe plena certeza de hasta dónde este esfuerzo colectivo redunde en un resultado favorable para las finanzas zacatecanas, sin embargo, los representantes de la clase política hicieron valer su lugar en la Cuarta Transformación.

En sentido contrario de las percepciones que hasta ahora han despachado Ricardo y David Monreal Ávila, las fuerzas políticas decretaron claramente: estamos donde coexiste la pluralidad. El fin último es la prevalencia de esa misma condición heterogénea en el futuro político de Zacatecas.

Aislados, solos, y en medio de los nubarrones que se forman alrededor del liderazgo de Ricardo al frente de la coordinación de senadores de Morena, los de Fresnillo en cambio mostraron la naturaleza de su gobierno: sumisión y lealtad irrestricta. Julio César Chávez Padilla -quien asegura será gobernador por encima de David- les otorgó un devaluado acompañamiento.

Es a ese régimen de restricciones, exclusión y división, al que la clase política le hizo vacío asistiendo a la convocatoria de Tello Cristerna. Definitivamente un momento político favorable que el Contador deberá valorar milimétricamente.

Especialmente porque quienes ahí se reunieron comparten un diagnóstico común: en política no siempre lo que parece, es. Lo que sea que Ricardo y David Monreal hayan querido hacerle creer, en los hechos probablemente no sea del todo (o nada) cierto.

La convocatoria del diputado Ramírez Cuellar a presidentes municipales y legisladores locales al “foro hacendario” en próximos días, previene la desarticulación del discurso de los fresnillenses, pues el barzonista repetirá hasta el cansancio la misma premisa que dejó en claro durante su visita a Zacatecas: no más intermediaros que etiqueten cualquier recurso público.

Es la divisa que corre entre los bolsillos de quienes apostaron al mensaje de unidad alrededor del gobernador. No es del todo cierto que Ricardo y David tengan las llaves del reino de la Cuarta Transformación. No es del todo cierto que, aunque los lazos de amistad emparenten a Verónica del Carmen Díaz Robles con Beatriz Gutiérrez Müller, la súper delegada sea el trampolín al presupuesto.

Qué mejor evidencia para la clase política que Verónica dé a conocer, mediante trascendidos, una reunión confidencial con la esposa del presidente electo. Ni una foto, ni claridad en los temas a tratar; todo entre sombras y el acceso a Beatriz para ella y nadie más.

Qué otra certidumbre para la clase política que David insista, hasta ahora sin éxito, en colocar a su asistente Rafael Llamas Sabag, en un puesto clave para la gobernabilidad del Poder Legislativo. No hay apertura, no hay sumas, no hay invitación: obediencia o exclusión.

Esa política la conocen bien los representantes que se reunieron hace unos días, y es a la que el pasado miércoles dijeron: preferimos construir una alternativa. Justo ese es el mensaje que tendría que sopesar Tello Cristerna. Las voluntades conjuntas buscando nuevos procesos políticos.

De manera recíproca, los representantes de los poderes que se dieron cita en el hotel Sevilla están obligados a ser consecuentes con la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador (no con la de los Monreal), que en voz de Alfonso Ramírez ha pedido apegarse a la austeridad republicana ya puesta en marcha.

Pero hoy -y como se ha insistido en este espacio- ni el poder Legislativo, ni el Judicial, ni los órganos autónomos han mostrado voluntad para sentarse a la mesa de los acuerdos pagando el asiento obligado. Los proyectos de presupuesto continúan al alza, y la revisión salarial se deja para después.

El Ejecutivo entraría en un segundo esfuerzo de restricción de recursos que ya había adoptado al iniciar el quinquenio. Eso le ha permitido abrir canales de entendimiento con Carlos Manuel Urzúa Macías, próximo secretario de Hacienda, de acuerdo con la percepción de Jorge Miranda Castro.

Son momentos de definición para los actores políticos que buscan consensos y pluralidad. Y con todos hay que gobernar, pues la exclusión y la división eliminan toda aspiración futura.

#Coincidencias: En el escritorio del contralor interno del Senado de la República, Andrés Lozano Lozano, se encuentra el expediente de María del Carmen Salinas Flores, la ex síndica del municipio de Guadalupe que pidió licencia para ocupar la Dirección General de Programación, Presupuesto y Finanzas en la Cámara Alta.

Tal como lo había adelantado la diputada Perla Guadalupe Martínez Delgado, de la bancada del PRI en la LXIII Legislatura, la ex síndica transgredió la Ley Orgánica del Municipio al no acreditar renuncia a un puesto de elección popular por causas graves, como lo establece el artículo 40.

El cabildo, en omisión de lo dispuesto, le permitió asumir un cargo federal sin precisar que esto afectaba directamente “el desempeño de responsabilidades edilicias” mientras que la funcionaria percibía, de manera simultánea, dos salarios: uno en el municipio y otro en el Senado.

De acuerdo con la diputada Martínez Delgado, la Directora General de Programación estaría obligada a devolver los recursos que recibió de manera irregular. Sin embargo, la Ley de Responsabilidades de los Servidores, tanto en lo federal como en lo local, abre la puerta a la inhabilitación del funcionario observado.

Dependerá del contralor Andrés Lozano inclinarse por una sanción económica, o definir su salida del servicio público por algún tiempo. La sanción se conocería en breve.

Twitter: @GabrielConV

Gabriel Contreras Velázquez*

*Analista político

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Invertirán más de 36 millones en obra pública
Next Buscan protección de áreas naturales de Tacoaleche

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.