Diana Varela, la aventura de una soprano zacatecana


Las historias de personas cuya vida se asemeja a la de un personaje de película no son exclusivas de un guión cinematográfico; existen más allá de la pantalla grande y son encarnadas por habitantes en nuestro entorno.

Por su perfil, esta historia debería ser clasificada en la categoría Aventura y apta para todo público. En ésta, tres elementos se conjugan entre sí: la música, el anhelo de concretar sueños y la ciudad de Montreal, Canadá.

A la protagonista, por tratarse de un reportaje periodístico, se le denominará “el personaje”. Se llama Diana Varela Ordóñez, una cantante zacatecana soprano lírica, quien desde hace nueve años vive en el país cuya bandera nacional tiene en el centro una hoja de maple.

La música, como su compañera del alma, sus deseos de transcender y la inquietud por buscar nuevos horizontes le han abierto camino a Diana Varela en los mundos del espectáculo y del teatro, producto de lo cual ya fue condecorada con el premio Mujer Latina 2017 por la Asociación Latinoamericana de Montreal.

Talento innato

Justo cuando cursaba el primer año de la Licenciatura en Contaduría y Administración en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), a los 17 años, Diana escuchó “una vocecita” en su interior que le decía que necesitaba regresar a la música.

Y es que de los 8 a los 12 años, Diana, al igual que su hermano David, estudió clases de piano y solfeo, y adquirió el dominio de las 88 teclas de este instrumento musical y también un mejor control de su voz.

Su gusto por la música no quedó en ello, sino que también en la adolescencia desarrolló la costumbre de imitar a cantantes de reconocimiento internacional, entre ellas Shakira… en su habitación, escuchaba y realizaba los cambios de voz de la artista colombiana al interpretar sus melodías.

Atraída por la necesidad de incorporar nuevamente la música a su vida, Diana Varela un día caminó de la escuela de Contaduría y Administración a un plantel contiguo, la Unidad Académica de Música. Al pedir información, le comentaron que por su edad ya no podía ingresar a Piano y sólo podía estudiar Canto Clásico y Barroco.

“Es una de las etapas más difíciles de mi vida porque me vi atrapada entre la razón y el corazón”, expresó la zacatecana en una entrevista telefónica desde Quebec, Canadá, donde radica actualmente.

A pesar de cierta resistencia de su familia, Diana Varela comenzó la carrera de Canto Clásico y Barroco sin dejar de estudiar Contaduría y Administración. El desgaste físico y mental de llevar dos carreras universitarias le atrajo una enfermedad, y pareciera que el destino la obligaba a tomar una decisión.

A los 23 años, en compañía de su novio y hoy esposo, Óscar Hernández, y con el deseo de buscar nuevos aires, diseñó dos planes para emigrar del país y trabajar en el extranjero: el ‘A’ era ir a Toluca a estudiar, después de ahí a Alemania; el ‘B’ era irse directamente a Quebec, Canadá. Y funcionó el segundo.

La necesidad de cantar

Diana y Óscar iniciaron “desde cero” una vida en Montreal. En búsqueda del sueño de transcender, de aprender y formarse en otras formas de vida, dejaron atrás su familia, su idioma, sus estudios y su cultura.

“Cuando llegué a esta ciudad (Montreal) sentí nuevamente la necesidad de la música”, refirió la soprano.

Sin conocer nada sobre la tierra en la que ahora se encontraba, sólo guiada por el deseo de practicar la música, Diana se puso una chamarra voluminosa y se hizo pasar por estudiante de una escuela; varias veces ingresó y solamente lo hacía para practicar en un piano escolar y cantar… hasta que fue descubierta.

Incursión a la música

Al poco tiempo, la zacatecana fue aceptada en la Universidad de Montreal, donde concluyó sus estudios de Canto Clásico y Barroco.

Su primera incursión en el espectáculo fue con un grupo de Veracruz, integrado por instrumentos musicales de cuerdas (violín, guitarra y violonchelo), con el que cantaba música mexicana en teatros de Montreal, con su voz de soprano lírica.

En 2013 grabó su primer álbum discográfico, llamado Boleros y Rancheras. Las melodías fueron del gusto de la comunidad italiana asentada en Quebec, misma que un año después le invitó a realizar su segundo álbum, Adagio, que versa sobre interpretaciones de melodías de películas italianas famosas.

Hace ocho meses fue invitada en Montreal a presentar un espectáculo musical de Juan Gabriel, El Divo de Juárez. La aceptación que generó entre el público le motivó a realizar su tercer álbum discográfico, Tributo a Juan Gabriel, en el que interpreta canciones como “Así fue”, “Costumbres”, “Amor eterno”…

Se concreta el plan “A”

Muchos años después de haberlo diseñado, el plan “A” también se cumplió para Diana Varela, pues tuvo la oportunidad de viajar más allá de Alemania, a Ámsterdam, donde recibió clases magistrales y participó en dos óperas: El retorno de Ulises a la patria y La flauta mágica.

La zacatecana también ha sido miembro de la Orquesta Sinfónica de Montreal (OSM). En las ediciones 2017 y 2018 del Festival Cultural Zacatecas presentó espectáculos musicales, la última fue en el auditorio del Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, el 6 de abril.

El año anterior fue muy productivo para Diana Varela Ordóñez. El 23 de marzo fue invitada por el Consejo Municipal de Montreal y la Asociación Latinoamericana de Montreal a firmar el Libro de Oro de la Ciudad de Montreal.

Tres meses después participó en el festival Yo Soy… México, que promovió la organización sociocultural El Ágora de la cultura mexicana en Montreal, en el que estuvo como invitado el Ensamble de Bulgaria en Montreal.

El 16 de septiembre de ese mismo año fue invitada por el embajador Alejandro Estivill a cantar los Himnos canadiense y mexicano en el evento oficial del Grito de Independencia organizado por el Consulado de México en Montreal.

Un mes después representó el papel de Perla en la obra de teatro Las Noches del Cabaret Impala, ofrecida en el Festival International du Théâtre Mexique à Montréal y escrita por la actriz mexicanadiense Elizabeth Vargas, en homenaje a las rumberas de la época del cine de oro mexicano.

Diana Varela hoy en día se encuentra entre las finalistas del concurso italiano Superfantástico, que tiene como objetivo mejorar la cultura del canto y la música, además de enriquecer su conocimiento y compartir su pasión. El 21 de mayo se definirá al ganador de esta competencia.

La aventura continúa

La aventura no ha terminado para esta soprano zacatecana, quien ya goza de la ciudadanía canadiense. Su inquietud por abrir horizontes le ha permitido salir a cuadro en distintos programas de ICI Televisivos, empresa generadora de contenidos informativos y de entretenimiento en los 15 idiomas más hablados en Montreal.

También ha posicionado sus canciones en las plataformas virtuales iTunes y Amazon, de las que toda persona, desde cualquier lugar del mundo, tiene la posibilidad de descargarlas; también pueden ser vistos por su canal de música en Youtube: “DianaVarelaVEVO”.

La próxima escena de la película Diana Varela, la aventura de una soprano zacatecana se escribe en este momento. La protagonista tiene planeado hacer su cuarto álbum discográfico, pero ahora como cantautora, en la que, además, ella será quien construya la línea melódica de cada canción.

Se espera que para noviembre de este año esté terminado.

José Córdova / Tropicozacatecas.com

Síguenos en Facebook: Trópico de Cáncer Noticias.

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Axis Mundi: ¿Trans–humanidades?
Next “Nada detendrá el tema de Gobierno Abierto en Zacatecas”: Julieta del Río

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.