Magia y espectáculo, acrobacias en motocicletas


ESCUADRÓN ACROBÁTICO DE MOTOCICLISTAS DE TRANSITO DE GOBIERNO DEL ESTADO DE ZACATECAS 1962-1968 ING. JOSE I RODRIGUEZ ELIAS GOBERNADOR, DON SALVADOR LOPEZ OLMOS JEFE DE TRANSITO. SALUDOS A LOS VETERANOS A MI PADRE DAVID REYES BENITEZ, FERNANDO ZAPATA VILLAREAL, FRANCISCO DELIJORGE JIMENEZ, SALVADOR LOPEZ OROSCO. Y A LA FAMILIA DE TODOS LOS VETRANOS QUE YA PARTIERON AL ETERNO UNIVERSO

Posted by Jose Angel Reyes on Monday, June 11, 2018

ZACATECAS. Las primeras acrobacias en motocicleta que se hicieron en Zacatecas se remontan a los años 50 del siglo anterior.

Al no existir lugares propicios para realizarlas, quienes las iniciaron adoptaron como escenarios para practicarlas la explanada del cerro de La Bufa, la Plaza de Armas y la Alameda J. Trinidad García de la Cadena, en el Centro Histórico de Zacatecas.

Los protagonistas de este relato son personajes anónimos para la Historia y para los estudiosos de Zacatecas; sin embargo, sus aportaciones sembraron una semilla que florecería más tarde, en la décadas de los 60, con la creación de un escuadrón de motociclistas bajo la dirección del gobierno del estado.

De la magia de esa agrupación, que tuvo una gran aceptación entre la población de Zacatecas y sus municipios, así como de estados del centro y norte del país, sólo quedan fotografías, datos dispersos, los testimonios de sus participantes y el recuerdo colectivo  de aquellas personas que observaron en acción a hombres montados en caballos de acero.

De los 14 integrantes del Escuadrón Acrobático de Motociclistas del Departamento de Tránsito, generación 1964-1968, sólo sobreviven cuatro personas, entre ellas David Reyes Benítez, a quien su habilidad para el manejo de la motocicleta le abrió pista para llegar a ser el guardaespaldas del entonces gobernador José Rodríguez Elías.

No obstante que es poca la información que existe sobre el Escuadrón Acrobático de Motociclistas, se sabe que en Zacatecas fueron creadas dos suertes: “El carro de guerra romano” y “La mochila”.

Inicios del motociclismo en Zacatecas

Los usos y costumbres de la década de los 50 del Zacatecas del siglo anterior no son ni la sombra de lo que son hoy en día. Para ese entonces, la red de telecomunicaciones que interconectaba a sólo algunos sectores de la población del estado se limitaba al correo postal, el telégrafo, el teléfono alámbrico y la radiodifusión.

En ese entonces no se pensaba siquiera en la existencia de televisores en casa, por lo que el cine representó un auténtico medio de aleccionamiento, entretenimiento, información e inclusive formación de las poblaciones zacatecanas.

Para el caso del estado, la difusión de la película A toda máquina, en 1951, protagonizada por Pedro Infante y Luis Aguilar, bajo la dirección de Ismael Rodríguez, representó un despertar y abrir los ojos para los contados jóvenes zacatecanos que eran afortunados de tener una motocicleta o que sabían manejarla.

En ese filme figura el motociclismo como parte de la historia de rivalidad y unión entre dos personajes miembros del Escuadrón de la Policía de Tránsito de la Ciudad de México, y que, a partir de una relación intensa, realizan una serie de suertes de competencia con el caballo de acero.

Jóvenes zacatecanos como David Reyes Benítez, quien a sus 15 años trabajaba en un taller de mecánica automotriz en general ubicado en la avenida Ramón López Velarde, se aventuraron a practicar en motocicletas las acrobacias de la película proyectada en el extinto cine Ilusión de Zacatecas.

El espíritu de juventud y la falta de rigidez en la aplicación de la norma por parte de la Dirección de Tránsito del Estado motivaron a este joven a imitar las suertes observadas en la película en sitios como La Bufa, Plaza de Armas y, más tarde, la Alameda J. Trinidad García de la Cadena.

En ese momento había nacido el frenesí por el motociclismo en Zacatecas, que cobró auge y se afianzó un año más tarde cuando salió a la luz la película ¿Qué te ha dado esa mujer?, una trama que es continuación de A toda máquina, que también presenta, aunque en menor grado, imágenes del uso y funcionalidad de las motocicletas.

Tres años más tarde, en 1955, se formó el primer Club de Motocicletas de Zacatecas, llamado Tuzos de Zacatecas, que estuvo integrado por 12 personas, quienes, en su mayoría, utilizaban una motocicleta como medio de transporte para fines laborales y pocas veces para recreación.

Escuadrón de Motociclistas

El primer escuadrón de motociclismo en Zacatecas se formó relativamente tarde de acuerdo  con el escenario nacional, 37 años después de que surgieran estas agrupaciones en la Ciudad de México.

En Zacatecas inició actividades cuando ya existían los escuadrones de motociclismo del Ejército Mexicano, de la Policía Federal, de la Policía de Tránsito, de Correos de México y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); y también cuando México, desde hace un par de décadas atrás, había creado para el mundo el motociclismo de acrobacia.

Con una motocicleta Harley Davidson, modelo 1950, 165 cc, de 6 CV de potencia, a la que llamaban La Paloma, por ser de color blanco, en el desfile civil del 20 de noviembre de 1964, realizado en el Centro Histórico de Zacatecas, debutó el primer escuadrón de motociclismo acrobático a cargo de la Dirección de Tránsito del gobierno del estado.

Eran seis oficiales que, sobre la avenida Hidalgo, realizaron la suerte acrobática “La canasta”. En ésta, según se muestra en una vieja fotografía color sepia, que se exhibe en la sede de la Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad, cuatro agentes se colocaron encima de la motocicleta, cada uno en posición de un punto cardinal; unían sus manos a través de brazos estirados; en medio iba el piloto de la motocicleta y, encima de éste, sobre sus hombros, viajaba un elemento que mantenía los brazos estirados a sus costados.

Si bien en ese entonces la Dirección de Tránsito del Estado estuvo a cargo de Salvador López Olmos, la responsabilidad de formar el primer escuadrón de motociclismo acrobático corrió a cargo del oficial David Reyes Benítez, quien dos años antes ingresó a la corporación por sus conocimientos en mecánica automotriz y su destreza en el manejo de la motocicleta.

La aceptación social y el lugar de reconocimiento que se ganó este escuadrón de motociclismo acrobático en el centro-norte fue tal que propició su crecimiento a 14 oficiales de Tránsito, quienes en sus exhibiciones eran acompañados por Rubén Rodríguez Acevedo, hijo del gobernador José Rodríguez Elías.

El escuadrón de motociclismo acrobático del gobierno del estado realizó presentaciones de sus destrezas en plazas de municipios zacatecanos como Fresnillo, Sombrerete, Concepción del Oro, Jerez, Nochistlán, Jalpa y Tlaltenango, así como en sedes de Durango, Chihuahua y Jalisco.

El parque vehicular se incrementó a cinco motocicletas, todas Harley Davidson, que sirvieron al escuadrón para realizar las suertes acrobáticas “El compás”, “El potro”, “La rampa”, “Escuadrón 201”, “La casa en llamas”, “Romana grande”, “El cristo”, “Las águilas” y “La canasta”, por mencionar algunas.

Mención aparte merece que Zacatecas aportó dos suertes acrobáticas a esta disciplina del motociclismo: “El carro de guerra romano” y “La mochila”, ambas de autoría del oficial de Tránsito David Reyes Benítez.

En la primera, el piloto se pone de pie encima de la motocicleta mientras está en movimiento y continúa su conducción a través de dos pequeñas sogas que son amarradas en cada costado del manubrio, estampa que simula la conducción de un antiguo carro de guerra de Roma.

En la segunda, el copiloto se para de cabeza sobre el asiento de la motocicleta, pegado a espaldas del piloto y con la cara en dirección del escape; los brazos del copiloto van a su cabeza y forman un ángulo agudo, y sus pies se mantienen firmes y rectos. A la distancia, da la impresión de que el piloto trae una mochila en la espalda.

Historia de David Reyes

Dos pequeñas motocicletas clásicas Harley Davidson, fabricadas de forma artesanal con tornillos, balero de rueda, clavos, pedacería de tubos y de cigüeñal, resaltan el estilo que adorna la sala de una vivienda de la colonia Pánfilo Natera, en la capital de Zacatecas.

Detrás de éstas y a espaldas de un sillón, en un muro se exhiben fotografías y reconocimientos de quien parece ser un personaje que creó un vínculo especial con la motocicleta y que muy seguramente dejó huella en la Dirección de Tránsito y con el ex gobernador José Rodríguez Elías.

Con cabello recortado y bien peinado, recién rasurado, zapatos boleados y con una playera negra que tiene la leyenda Harley Davidson, David Reyes Benítez cuenta en este lugar la historia en un hombre al que la motocicleta le abrió camino para llegar a ser una de las personas de confianza de quien gobernó Zacatecas de 1962 a 1968… Es la historia de su vida.

En una plática pausada por su hablar y lenta por su afán de contar los detalles, este hombre de 81 años relata que, gracias al gusto social que generó el Escuadrón Acrobático de Motociclistas del Departamento de Tránsito, fue invitado por el entonces gobernador José Rodríguez Elías a formar parte de su equipo cercano de colaboradores.

“Empecé en un área del gobierno que no existía como tal, pero que hoy en día viene siendo Atención Ciudadana. Yo daba la primera atención a la gente que buscaba algún apoyo del gobierno del estado y del gobernador”, refiere.

El Jefe (Rodríguez Elías) me observaba, siempre le gustaba mucho observar a las personas. Y un día me invitó a ser su chofer y su guardaespaldas, me traía con él para todos lados. Me llevaba al Distrito Federal (Ciudad de México), a Monterrey y a los estados circunvecinos donde era requerido”, comenta mientras se alboroza entre disimuladas sonrisas.

Dos hechos similares, pero en lugares diferentes, le abrieron camino a David Reyes para continuar su crecimiento laboral en gobierno del estado: en viajes por carretera con el ex gobernador Rodríguez Elías los vehículos en que se trasladaban se descompusieron, uno de la bomba de gasolina y otro de un cincho que se desprendió de una flecha de una llanta trasera.

El arreglarlos con “inventos mexicanos” y evitar la irrupción del traslado de su jefe le valió que al poco tiempo fuera nombrado jefe de Talleres del gobierno del estado, en donde tuvo la responsabilidad de dirigir una cuadrilla de mecánicos a fin de tener en buenas condiciones los automotores de diesel y gasolina, entre estos últimos, motocicletas.

Si bien tuvo estas responsabilidades, también se le encomendó mantener, entrenar y fomentar el alto espíritu del Escuadrón Acrobático de Motociclistas del Departamento de Tránsito.

En 1968 no sólo concluyó el gobierno de José Rodríguez Elías, sino que también se fue con éste la espectacularidad y auge del Escuadrón Acrobático de Motociclistas, puesto que la administración entrante llegó con su propio esquema de gobernar.

El 22 de diciembre de 2016, con motivo del Día del Oficial de Tránsito, la actual administración gubernamental de Alejandro Tello Cristerna entregó un reconocimiento a David Reyes Benítez por sus contribuciones a la conformación del Escuadrón Acrobático de Motociclistas del Departamento de Tránsito.

La información que existe sobre este episodio de la Historia de Zacatecas se encuentra en el archivo muerto de la actual Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad del Estado, y también en un breve e inédito libro del profesor autodidacta José Ángel Reyes, quien con recursos propios se ha dedicado a rescatar fotografías y reconstruir las piezas de este rompecabezas.

Carlos Triana / Tropicozacatecas.com

Síguenos en Facebook: Trópico de Cáncer Noticias.

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous ¡Francia toca el firmamento!
Next Apoyan con un millón de pesos a 50 productores de Juchipila

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.