En 11 años, Minera Newmont Peñasquito ha impulsado el empleo y la educación en el semidesierto zacatecano


Mazapil, Zacatecas.- Dos de los recursos sociales más preciados que han emergido de las blanquecinas tierras del semidesierto de Zacatecas en los últimos 11 años están replanteando la forma de hacer vida en esta región.

Si bien el oro, la plata, el plomo y el zinc que se extraen en esta demarcación tienen un valor monetario posicionado en el mercado internacional, éstos son opacados e comparan con la educación y el empleo al que han accedido en un pueblo.

A 296 kilómetros de la capital de Zacatecas, en el municipio de Mazapil, puede hablarse de un antes y un después de la llegada de Minera Newmont Peñasquito.

El lugar, históricamente caracterizado por ser expulsor de sus habitantes y por estar sumido en un aletargado subdesarrollo, tiene ahora un nuevo rostro social, que refleja diversas oportunidades de vida y que, además, están orientadas hacia el desarrollo.

 

UNA HISTORIA VISTA A TRAVÉS DE NÚMEROS

El 23 de marzo de 2010 fue inaugurada en Mazapil la mina productora más importante de México. Dada la importancia del hecho, se registró la asistencia del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa.

La inversión de 1 mil 700 millones de dólares, considerada la más importante en las últimas dos décadas en el campo minero de este país, generó 2 mil 100 empleos directos y 5 mil 300 indirectos, de acuerdo con un boletín emitido por la Secretaría de Economía del Gobierno de México.

Según los estudios de extracción de mineral que en ese entonces se tenían, se proyectó un crecimiento de hasta 40 por ciento de la extracción del oro y plata, y de las mayores producciones de plomo y zinc en el país.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el año 2010, cuando empezó a operar esta mina en Zacatecas, la entidad registró un valor de 1.01 del Producto Interno Bruto (PIB), el más alto en el histórico de las últimas dos décadas.

Un incremento de este valor puede observarse en la revisión histórica del PIB de entidades federativas por actividad económica del Inegi, en el que la minería reportó, en 2010, un incremento de 4.54 puntos porcentuales con respecto al valor que tenía en 2009, y se mantuvo así durante los siguientes cinco años.

El panorama que actualmente presenta Peñasquito, propiedad de la Corporación Minera Newmont, le ha sido favorable a la región, aspecto que se observa en una mayor generación de empleos.

Según un informe del portal de Internet de Newmont Peñasquito, con fecha de actualización a febrero de 2020, se han generado 12 mil empleos directos y 20 mil indirectos, de los cuales 75 por ciento tienen impacto directo en Zacatecas.

MAZAPIL, REFERENCIA DE PROGRESO Y PUNTA DE LANZA EN EDUCACIÓN

En el centro norte del país hay un nuevo rostro y está en Mazapil.

Durante 11 años, pasó de ser un lugar expulsor de mano de obra hacia Estados Unidos o a Saltillo y Monterrey, a ser un sitio generador de empleo, con vinculación al norte del país y que, además, ofrece oportunidades de desarrollo a sus habitantes.

Minera Newmont Peñasquito ha caminado de la mano con esta población del semidesierto de Zacatecas.

Las obras de beneficio social están a la vista de todos, en las plazas y calles de la cabecera municipal y comunidades de Mazapil. Como ejemplo, destacan una clínica médica de vanguardia, pozos, plantas purificadoras y potabilizadoras de alta tecnología, así como instituciones educativas, por mencionar algunas obras palpables.

Y, más allá de la obra pública, hay dos indicadores fundamentales para el desarrollo de un pueblo que se han movido positivamente en Mazapil: educación y generación de empleo.

El inicio de actividades de esta mina no sólo generó expectativas en el semidesierto, sino que, también, obligó a reorientar la política educativa de Zacatecas durante las últimas tres administraciones gubernamentales.

Desde el año 2009, cuando Minera Peñasquito preparaba su operatividad en Zacatecas, comenzó en Mazapil la apertura de escuelas de nivel medio superior con perfil de formación técnica.

En la última década, las comunidades San Tiburcio, Caopas y Apizolaya, las tres de Mazapil, abrieron planteles del subsistema Educación Media Superior a Distancia (EMSAD).

El Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Zacatecas (mejor conocido como Conalep) abrió el Plantel Mazapil en la cabecera municipal. Éste cuenta con albergue para atender a jóvenes de al menos 50 comunidades del semidesierto. Su construcción fue financiada por Minera Peñasquito.

Así también, el más joven de todos los subsistemas de educación media superior en Zacatecas, el Telebachillerato Comunitario, abrió un plantel en la comunidad Terminal de Providencia.

Con respecto a la política pública del nivel medio superior en Zacatecas, María de Lourdes de la Rosa Vázquez, exsecretaria de Educación, comentó que el hecho de que Mazapil sea en el estado el municipio con más planteles de bachillerato en los últimos 10 años se debe a Minera Peñasquito.

“Las últimas administraciones de gobierno coincidimos en que acercar planteles de educación media superior con perfil técnico a las comunidades de Mazapil es abrir una brecha de oportunidad de desarrollo para sus habitantes, pues Peñasquito les ofrece la posibilidad de trabajar a los egresados”, expuso.

Visto desde la medición que hace el Inegi, puede observarse que, en el año 2010, en el municipio de Mazapil había solamente 1 mil 313 habitantes con estudios de educación media superior o superior.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020, en Mazapil había 1 mil 710 personas que tienen el bachillerato terminado, 352 ya concluyeron la licenciatura y 21 personas con estudios de maestría y doctorado.

Un indicador que ha caminado de la mano con el desarrollo de Mazapil, desde que esta empresa minera inició actividades en Zacatecas, es el empleo.

Si bien esta empresa empezó actividades en 2010, la interacción social con las comunidades mazapilenses y con el estado de Zacatecas inició años antes, de acuerdo con la Memoria de Gestión 2006-2010 del Conalep.

El 4 de noviembre de 2008, refiere el informe en mención, el Conalep Zacatecas firmó un convenio de colaboración con Minera Peñasquito para que, aun sin tener plantel ni egresados, esta empresa contratara a estudiantes de nivel medio superior.

Este hecho de interacción con las comunidades frenó la migración, de acuerdo con el histórico de Población de Mazapil. En el año 2000 había 17 mil 860 habitantes. Para 2005, la población decreció a 15 mil 589. Y, en 2010, cuando inició actividades Minera Peñasquito, había 17 mil 813 personas (un repunte), pues la expectativa de trabajo motivó la permanencia de sus habitantes.

De acuerdo con el indicador de Población Económicamente Activa (PEA), para el año 2010, 44.7 por ciento de los habitantes de Mazapil de 12 años y más tenía empleo.

En 10 años, los números no sólo se mantuvieron, sino que, además, se incrementaron. Para el año 2020, 48.86 por ciento de las personas de 15 años y más tenía empleo.

Asimismo, llama la atención que, en Mazapil, para el año 2010, sólo trabajaban 610 personas de 12 años y más; para el año 2020, el número creció en más de 100 por ciento, esto es, 1 mil 391 personas de 15 años y más tenían empleo.

EDUCACIÓN Y EMPLEO

Observar el movimiento de números en los indicadores sociales que ha impulsado Newmont Peñasquito en Mazapil hace recordar una frase que el magnate mexicano Carlos Slim dijo a estudiantes de la Universidad Americana de Beirut, en su viaje en marzo de 2010 al Líbano, la tierra natal de su padre: “Educación y empleo son el remedio para combatir la pobreza”.

José Córdova Dávalos / Trópico de Cáncer Noticias

SÍGUENOS EN FACEBOOK:

TRÓPICO DE CÁNCER NOTICIAS

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Promueve David Monreal a Zacatecas entre empresarios migrantes
Next Con firma de autógrafos, agradece Plateros de Fresnillo a su afición