Se fusionan el latín y la gastronomía


  • Texere Editores celebra 9 años de existencia

Redacción / Tropicozacatecas.com

ZACATECAS. Libro y comida se fusionaron en el Restaurante Mýkonos Cocina Mediterránea para agasajar a los lectores que gustan de nuevas experiencias en la cena-presentación del libro-manual Latín vivo en el español, de Jesús María Navarro Bañuelos.

En un ambiente de charla cálida, vino tinto y un delicioso platillo de carne, dátiles, pan y arvejas, Judith Navarro, directora de Texere Editores, agradeció la complicidad de los asistentes y, especialmente, la de los anfitriones, Édgar Khonde y Raúl Castro, para que se lograra esta extraordinaria experiencia.

Destacó que este grato encuentro era una despedida a la primera edición, que está por agotarse, y que ha sido muy bien recibida por la gente que sabe que el latín no es una lengua muerta.

“Vive en nosotros, en lo que expresamos todos los días; el latín está latiendo en los libros que leemos, en las canciones que cantamos, en las películas que vemos y en los comerciales que las interrumpen…”, asentó.

Dado el éxito del libro, Judith Navarro adelantó que se prepara la segunda edición, que estará refrescada en el sentido gráfico, pues se descubrió que por su estructura y contenido ha sido muy bien recibido por los jóvenes.

Por ello, agradeció al autor, su padre, por su entusiasmo al conocer o descubrir significados nuevos y decidirse a concretar este proyecto.

El escritor Édgar Khonde compartió cómo fue su primer acercamiento al latín: entre los 6 y 8 años leía las locuciones latinas de un diccionario Larousse sin saber qué significaban; luego se volvió hábil en insultar a sus compañeros en ese idioma.

Más tarde, al estudiar la carrera en Filosofía y Letras, y después Lingüística, lo observó de cerca y valoró lo útil que era para entender ciertos términos y lenguas romances, para comprender el significado de las palabras.

Aunque reveló que fue difícil encontrar un menú que compaginara la lectura de este libro con la comida, el chef Raúl Castro dijo que había sido una muy grata experiencia.

Explicó que hay recetas en latín de platillos que se siguen preparando, por lo que tenía mucho peso decir que lengua y gastronomía van de la mano.

Inspirado en la Roma antigua, decidió ensamblar dos platillos para los lectores de Latín vivo en el español: carrilleras ibéricas con guarnición de moretum y vino tinto.

Visiblemente emocionado, Jesús María Navarro destacó que este libro fue elaborado con la ayuda de sus alumnos, aunque éstos no se dieran cuenta, y que se ha convertido en una obra de apoyo para comprender mejor el latín como fruto de su trabajo docente de más de 35 años.

Con una estructura sencilla y dinámica, el autor explicó que el libro se divide en tres partes. La primera aborda ciertos aspectos de sintaxis que dan batalla a la hora de traducir, y las dos restantes son un glosario de uso que permite comprender mejor la lengua y una lista de expresiones en latín comúnmente usadas.

Mencionó como ejemplo el caso de la palabra cálculo, que se usa para relacionar un conteo mental con un padecimiento renal o biliar. ¿Cómo se relacionan estos términos? Por su etimología latina: ambas derivan de “calculus”, que significa piedra pequeña… y los romanos hacían cuentas con piedras.

Con esta exitosa cena-presentación, Texere Editores arrancó las actividades conmemorativas de su noveno aniversario.

   

   

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Alejandro Tello, al frente de la Comisión de Minería
Next Portadas de diarios impresos en Zacatecas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.