Tras 10 años de huelga, reabriría Mina San Martín, en Sombrerete


Erik Flores / Tropicozacatecas.com

SOMBRERETE. La Mina San Martín, ubicada en Sombrerete, Zacatecas, podría reanudar actividades luego de 10 años 8 meses de haber permanecido en huelga.

Cobijado por un fuerte aparato de seguridad para el reconteo, con 262 votos a favor, 150 en contra y una abstención, el sindicato “blanco”, que fue  contratado por la Unidad Minera México, se sobrepuso al de la Sección 201 del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico de la República Mexicana (SNMMRM), que es respaldado por Napoleón Gómez Urrutia.

De esta forma, los trabajadores decidieron cambiar de representación sindical y esto permitiría reabrir la mina, que permanece en paro laboral desde 2007, cuando el segundo grupo gremial estalló tres huelgas ese año: en Cananea, Sonora; Sombrerete, Zacatecas; y Taxco, Guerrero, que aún sigue sin actividad.

Esta acción fue celebrada por gran parte de los habitantes de Sombrerete, al resaltar que con ello se reactivará la economía del Pueblo Mágico, excepto los sindicalizados que permanecían en paro laboral, quienes denuncian que no existen las condiciones laborales ni de seguridad para que opere la mina, además de recriminar que se envió a la fuerza pública para amedrentarlos y dejar al frente del sindicato a sicarios.

Con un llamado al gobernador Alejandro Tello Cristerna y al alcalde Ignacio Castrejón Valdez, denunciaron que no se respetaron las garantías de un proceso limpio ni legal.

“Los mineros de la Sección 201 somos trabajadores, que rentamos nuestras manos para un jornal más, no vendimos nuestras vidas, le apostamos a la justicia, para trabajar dignamente con las condiciones de seguridad e higiene que mandata la Secretaría del Trabajo y Previsión Social”, fue parte del comunicado emitido al término del reconteo de votos, este miércoles por la tarde.

 

Napo, el candidato

El revés se da a Gómez Urrutia, quien contenderá por un escaño al Senado por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES) por la vía plurinominal, y de acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el líder minero sí es elegible para la candidatura, pese a radicar en otro país y tener en su contra varias órdenes de aprehensión.

El polémico líder del sindicato minero cumple con los requisitos para contender como senador, que estipula que el aspirante debe tener 25 años cumplidos y ser ciudadano mexicano por nacimiento.

Gómez Urrutia se nacionalizó canadiense en 2014, luego de ocho años de residencia en ese país. Sin embargo, ese hecho no lo hace perder sus derechos como mexicano, por la doble nacionalidad.

A él le suspendieron una orden de aprehensión en su contra en 2014 por el desvío de 55 millones de dólares, salvo que esté vigente otra orden de aprehensión o una orden de búsqueda de la Interpol.

El Tribunal Electoral ha determinado que mientras un ciudadano no esté privado de su libertad, puede ser candidato, aunque enfrente procesos penales.

Con información de Excélsior y El Economista

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Portadas diarios impresos Zacatecas jueves 1 marzo
Next Tarcisio Pereyra, en busca de ‘Energía’

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.