La incertidumbre del 1 de julio


Los mexicanos llegamos a la elección del próximo 1 de julio con desencanto. De acuerdo con la Cuarta Encuesta Nacional de Opinión Ciudadana 2018, publicada en junio por el Grupo de Economistas Asociados (GEA) e Investigaciones Sociales Aplicadas (ISA), 78 por ciento de la sociedad opina que, en lo político, el país va por el rumbo equivocado.

Apenas una diferencia de dos puntos porcentuales con el grueso de mexicanos (76%) que opina que, también en lo económico, el país no transita por el camino correcto. En esta constante, los niveles de aceptación del gobierno de Enrique Peña Nieto oscilaron en los últimos meses entre 15 y 20 por ciento.

Estos datos son consistentes con la mayoría de las mediciones que mantuvieron a Andrés Manuel López Obrador en la ventaja de preferencias para encabezar el próximo gobierno de la República. Si acaso algunas casas encuestadoras menos convencionales, como Suasor, Pop Group, Numerus y Defoe, mostraron, en publicaciones únicas, el crecimiento de José Antonio Meade Kuribreña para consolidarse como segundo lugar, después del tercer debate.

Sin embargo, de acuerdo con el último “Poll de Polls” de la empresa Oraculus, consultado al momento de escribir estas líneas, López Obrador aventaja casi en 20 puntos a Ricardo Anaya Cortés, separado de Meade Kuribreña en tercer lugar por seis puntos.

Recordemos que la aritmética de Oraculus toma como gran consenso los resultados muestreados por Consulta Mitofsky, GEA-ISA, Demotecnia, El Financiero, Parametría, Reforma, BGC Ulises Beltrán y Asociados, Varela y Asociados, y Suasor.

Ni el promedio ni la posición de los candidatos han variado con respecto a los números que publicaron también El Universal y las preferencias que dieron a conocer la Confederación Patronal de la República Mexicana, en colaboración con la Fundación Este País, hace diez días. En conjunto, las cifras hablarían de una elección prácticamente decidida.

Empero, de acuerdo con un grupo de analistas bursátiles consultados por el diario El Economista explican que en el Mercado Mexicano de Derivados (MexDer) ante la incertidumbre por sucesos internos y externos las operaciones para adquirir “futuros en dólares” han aumentado casi en 40 por ciento con respecto a mayo.

¿Qué significa esto? Que quienes invierten en la Bolsa Mexicana de Valores no parecen tener señales suficientes de tranquilidad en el futuro inmediato del país. Por ello, se han lanzado a asegurar sus inversiones adquiriendo coberturas de riesgo. La demanda de contratos por futuros en dólares ha aumentado, pues esperan que el tipo de cambio lleve al peso a las 21 unidades.

Según la prospectiva de los analistas de Soctiabank, el peso mexicano se encuentra bajo presión porque el clima electoral y las relaciones comerciales con Estados Unidos mantienen una atmósfera de tensión. La lectura de Banco Base no fue distinta: “Esta semana se espera que el tipo de cambio continúe mostrando una elevada volatilidad ante noticias relacionadas con las políticas comerciales de Estados Unidos y al proceso electoral de México”.

El escenario no es ajeno para Alfonso Romo Garza, el banquero agroindustrial que ha manejado la agenda empresarial del candidato de Morena. En entrevista para El Financiero y El Universal, Romo deslizó palabras de confianza.

Su nombramiento provisional –de ganar Andrés Manuel la elección– como jefe de la Oficina de la Presidencia o jefe de Gabinete, según algunos medios internacionales, eleva el peso de su discurso.

El asesor y puente de comunicación del candidato de izquierda con el ala financiera en México y Estados Unidos (específicamente en Nueva York) confirmó que, de ganar la presidencia Morena, López Obrador buscaría la apreciación del peso mediante la creación de condiciones de confianza y promoción de inversiones, y no con una intervención en el mercado cambiario.

Dijo también que en los primeros días de gobierno, el mayor reto es generar certidumbre, pues la gente esperaría resultados inmediatos en materia de Estado de Derecho y combate a la corrupción.

Incluso aseguró que se respetaría la autonomía del Banco de México, y que podría haber más subastas petroleras, siempre que una revisión de contratos adjudicados a particulares no haya mostrado inconsistencias.

A pesar de ello, en el sistema electoral mexicano no dejarán de crujir algunos resortes. Las autoridades electorales persisten en un vaivén de dudas. Más recientemente, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratificó que Jaime Rodríguez Calderón El Bronco incurrió en fraude fiscal durante la etapa de obtención de apoyos y, pese a todo, su candidatura se mantuvo intacta.

Ya corren algunos videos y publicaciones en las redes sociales sobre el uso faccioso de los programas sociales, así como el incremento del dispendio público en ellos, con fines electorales. La cifra de muertes políticas ha ascendido a 122 candidatos asesinados. Los cárteles juegan en los linderos, y ninguna autoridad alcanza integridad suficiente para suponer, fehacientemente, una elección de pronóstico anticipado.

#Coincidencias: El Instituto Nacional Electoral y la Auditoría Superior de la Federación firmaron un convenio de colaboración para el intercambio de información en materia de fiscalización.

El objetivo, dijo Lorenzo Córdova Vianello, se centrará en la revisión de cuentas públicas y las cuentas de las campañas, así como el cruce de información de estas dos para cerrar espacio al uso del dinero público que intente influir en la contienda política.

¿Y el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas y la Auditoría Superior del Estado para cuándo? Ya se les coló el primer gol en la precampaña y campaña de Víctor Carlos Armas Zagoya al distrito 3 en Guadalupe. ¿Tanto afecta la cercanía entre José Virgilio Rivera Delgadillo y el ex verde?

Twitter: @GabrielConV

Gabriel Contreras Velázquez*

*Analista político

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Cerrará Benjamín Medrano campaña en pleno corazón de Fresnillo
Next Líderes Barzonistas y taxistas se suman a Enrique Flores

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.