Las suertes y tradición de la fiesta charra


ZACATECAS. Ser charro es vestirse de México. Las destrezas y habilidades de quien practica el deporte nacional por excelencia son una amalgama de los valores, la cultura y la historia que representan a todo mexicano.

El honor, la honradez, perseverancia, disciplina y valor a su práctica son características particulares de la charrería, declarada deporte nacional por el entonces presidente Manuel Ávila Camacho, durante su mandato -1940 a 1946, y bajo esa denominación se incluye también la fina, atractiva y riesgosa labor de las escaramuzas.

La charrería no es un deporte exclusivo de los hombres, pues durante la historia del deporte mexicano por excelencia han figurado mujeres de gran valor, a quienes se les dio el título de “adelitas”.

Como deportista, el charro debe dominar las artes del floreo de reata, equitación y las nueve suertes, designación que se debe a que, sin importar la experiencia de jinete o del caballo, en muchas ocasiones poseen un futuro impredecible.

De esta manera, las nueve suertes que componen la charrería son cala, piales en el lienzo, colas, jinete de toro, terna en el ruedo, jineteo de yegua, manganas a pie y caballo, así como paso de la muerte.

La cala es considerada la más importante de las suertes, pero también la más castigada por el jurado, pues en esta faena se demuestra la relación entre el charro y el caballo.

Frente a los jueces, el jinete debe demostrar la buena educación, mansedumbre y rienda del caballo.

La suerte de los piales en el lienzo consiste en detener a una yegua, que sale del partidero,  toda velocidad hacia el ruedo; el objetivo es lazarla exclusivamente de sus cuartos traseros por el jinete en turno. Cada charro tiene tres oportunidades.

En las colas, tercera en cuestión, el charro toma al toro por la cola, que se amarra en la pierna para poder derribarlo a una distancia de 60 metros como máximo.

La calificación se otorga con base en la distancia y calidad de caída del toro en turno. En esta suerte son tres charros por equipo y tres oportunidades a cada uno las que se otorgan.

Para el jineteo del toro, el charro lo monta hasta que éste deja de reparar. Los puntos se adquieren según la dificultad que se presente durante el reparo.

También se encuentra la terna en el ruedo, en la que un equipo de tres charros debe lazar un toro y derribarlo. Ésta deberá realizarse en un tiempo máximo de 7 minutos, con tres oportunidades en la misma.

Posteriormente, llega el jineteo de yegua, una suerte de alto riesgo en la que un charro monta una yegua o caballo bruto hasta que deje de reparar. Al igual que en el jineteo de toro, la calificación se presenta según la dificultad del reparo.

Consideradas por muchos como las suertes más espectaculares, se encuentran las  manganas, que se desarrollan, en primer término, a pie, y después, a caballo;  en ésta, el charro se coloca a una distancia de 4 metros sobre la barda perimetral (ruedo) para después realizar su floreo de soga e intentar lazar a un equino de los cuartos delanteros.

El tiempo límite para el desarrollo de cada mangana por equipo (a pie o caballo) son 7 minutos.

Para finalizar las nueve suertes, llega el denominado paso de la muerte, debido al riesgo que representa para el charro ejercerlo de manera correcta.

Aquí, el jinete en turno realiza un salto desde su caballo manso en pelo (sin montura) a un caballo o yegua bruta en el ruedo, mientras es ayudado por tres charros que fungen como arreadores.

Mientras tanto, la aparición de las escaramuzas se presenta después del coleadero y previo al jineteo del toro.

El equipo se forma de ocho integrantes llamadas “adelitas”, quienes realizan sus propias suertes durante la charreada, en la que ejecutan ejercicios como el abanico, la coladera, la escalera y la flor, además de sus respectivas combinaciones.

Así pues, éstas son algunas de las acciones y suerte que se deben conocer del deporte mexicano por antonomasia, a propósito de que en Zacatecas tendrán lugar el LXXIV Congreso y Campeonato Nacional Charro “Lic. Carlos Mier Macías”, a realizarse del 12 de octubre al 4 de noviembre, con la participación de 132 equipos y 114 escaramuzas.

Redacción / Tropicozacatecas.com

Síguenos en Facebook: Trópico de Cáncer Noticias

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous En Guadalupe, atacan violencia con Brigadas Culturales
Next Profesionalizarán a personal del servicio público de Jalpa

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.