Axis Mundi – Apocalipsis hindú: Cuando la política vale más que la vida humana


Ante la catástrofe humanitaria sin precedentes que está experimentando la India,[i] debería ser lógico que el gobierno hindú pospusiera urgentemente las próximas elecciones, suspendiendo las campañas políticas, en especial las concentraciones masivas, ante la pandemia de COVID–19. Tal es el principal mensaje de una carta abierta firmada por una larga lista de profesionales médicos del sur de Asia y publicada en The BMJ (la respetada revista académica British Medical Journal), el pasado 28 de abril.[ii]

De hecho, los mítines electorales masivos celebrados recientemente en Bengala Occidental, y otros estados, han sido uno de los aspectos más preocupantes de la gestión de la crisis pandémica por parte del gobierno del primer ministro, Narendra Modi, hasta el momento. Incluso, el vicepresidente de la Asociación Médica de la India, el doctor Navjot Dahiya, calificó a Modi de «super–contagiador»,[iii] por organizar y promover esas grandes concentraciones.

Hasta hace sólo unas semanas, la India presumía de ser el mayor fabricante y proveedor de vacunas COVID–19 para el programa COVAX de la Organización Mundial de la Salud; en este sentido, como bien recordarán nuestros amables lectores, en México recibimos 870,000 dosis del antígeno Astra/Zeneca hindú.[iv] Ahora, cuando la segunda oleada trae consigo aumentos masivos a diario de nuevas infecciones y muertes, India ha pasado de presumir de ser la «farmacia del mundo»[v] a convertirse en un lugar de devastación masiva, necesitado de ayuda y suministros internacionales.

Esta ruta hacia el desastre en la India comenzó con la ineficaz e inadecuada respuesta del gobierno de Modi al principio de la pandemia. Para empezar, la India salió del confinamiento en junio del 2020, a pesar del rápido aumento de las tasas diarias de infección. Ello ocurrió después de uno de los aislamientos más draconianos y brutales en nuestro planeta, anunciado en marzo del 2020 con sólo cuatro horas de antelación. Muchas personas murieron de hambre y miles de trabajadores inmigrantes, que optaron por regresar a sus pueblos, tuvieron dificultades para realizar los largos viajes de vuelta a casa.[vi]

Por si fuera poco, incluso mientras se difundían por todo el mundo escenas desesperadas de personas que buscaban oxígeno, camas en la UCI e instalaciones de cremación, el ministro de Salud afirmaba que India poseía una de las tasas de mortalidad más bajas del COVID–19.[vii]

Desde que llegó al poder en 2014, el gobierno de Modi ha dado prioridad a su relación con las grandes empresas, mediante una mezcla de «nacionalismo hindutva» autoritario e ideología corporativa.[viii] Los críticos dicen que, para Modi, los intereses de un estrecho sector de la sociedad, las corporaciones multinacionales de la India —lo que él llama los «creadores de riqueza» de la nación— son más importantes que la mayoría de la población.[ix]

Y a las grandes empresas les ha ido muy bien con el gobierno de Modi, corporaciones hindúes, como Reliance Industries Ltd y The Adani Group, han podido diversificar sus participaciones en todos los aspectos de la economía, como la salud, las comunicaciones, los procesos de fabricación y la agricultura.[x]

La pandemia ha supuesto enormes oportunidades para los súper–ricos de la India: los multimillonarios del país lograron un crecimiento del 35% en su patrimonio neto entre abril y julio de 2020. A la cabeza de tales multimillonarios está Mukesh Ambani, cuya empresa Reliance Industries se dedica a la producción de vacunas y oxígeno. Cyrus Poonawalla, cuyo Instituto Serum de la India es el mayor fabricante de vacunas del país —con el cual México hizo acuerdos para comprar millones de dosis—,[xi] vio aumentar su riqueza en un asombroso 84.7%, hasta los 13,800 millones de dólares.[xii]

Al tiempo que todo ello ocurría, durante la emergencia sanitaria del 2020, el gobierno hindú centró su atención en el endurecimiento de los controles sobre la información, la libertad de expresión y el derecho a protestar o disentir. Las estrictas leyes sobre las ONG que reciben fondos extranjeros han frenado la capacidad de la sociedad civil para responder ante la crisis. Por otro lado, las rigurosas interpretaciones de la Ley de Regulación de las Contribuciones Extranjeras han permitido al gobierno reprimir a las organizaciones que considera desfavorables, utilizando dicha legislación como «una herramienta para silenciar» a la sociedad civil.[xiii] De este modo, Modi ha dado prioridad a la política sobre la salud pública.

Mientras tanto, a los grupos que apoyan a Modi —algunos de ellos vinculados a la Rashtriya Swayamsevak Sangh (Asociación de Voluntarios Nacionales u Asociación Patriótica Nacional),[xiv] una organización paramilitar de partidarios de la extrema derecha con millones de miembros— y a la «agenda hindutva» se les ha permitido recaudar fondos con poco o ningún escrutinio gubernamental.[xv]

Asimismo, existe un creciente escándalo sobre cómo se han asignado y gastado los fondos recaudados por las donaciones públicas para combatir el COVID–19, por ende, se están planteando preguntas sobre cómo el fondo PM Cares (Asistencia Ciudadana y Ayuda en Situaciones de Emergencia del Primer Ministro)[xvi] ha asignado las licitaciones a las empresas que se presentaron para la construcción de plantas de producción de oxígeno, la mayoría de las cuales aún no han empezado a edificarse.

De cualquier forma, cada vez hay más indicios de una oposición coordinada a la gestión de la crisis por parte del gobierno de Modi, sobre todo por parte de los grupos de la sociedad civil implicados en la protesta de los agricultores.[xvii] Mientras que el «langar seva» (cocina comunitaria gestionada por voluntarios, tradicionalmente asociada a las comunidades sijs)[xviii] ha sido una tabla de salvación durante la pandemia, en los últimos días se han dado ejemplos de «langar de oxígeno» ofrecidos por organizaciones y templos sijs con un espíritu similar de servicio comunitario, en un momento de negación y silencio por parte del gobierno.[xix]

Pero ahora, la represión se ha desatado de forma abierta: Yogi Adityanath, ministro jefe del estado con más población de la India, Uttar Pradesh, dijo el 25 de abril que se confiscarían los bienes de cualquiera que difundiera «rumores» sobre la escasez de oxígeno; asimismo, ha amenazado con invocar la Ley de Seguridad Nacional para tomar medidas contra cualquier hospital o persona que denuncie dicha carestía.[xx]

Hasta el momento, el gobierno de Modi no ha respondido a la petición publicada en The MBJ, para dejar de hacer campaña a raíz del inusitado incremento de nuevas infecciones y la presión sobre el deficiente servicio sanitario del país. Y, a tenor de las escenas de multitudes fanatizadas en los mítines electorales durante los comicios estatales más grandes de la India, tal parece que Narendra Modi y su BJP (Bharatiya Janata Party, Partido Popular Indio) están dispuestos a anteponer su determinación de ganar las elecciones a todo lo demás, incluida la seguridad de la India y la protección de la vida humana.

 

Notas de referencia:

[i] https://www.informador.mx/internacional/COVID-19-India-supera-los-400-mil-nuevos-casos-en-24-horas-20210501-0031.html

[ii] https://www.bmj.com/content/373/bmj.n1086/rr

[iii] https://www.tribuneindia.com/news/jalandhar/pm-modi-has-emerged-as-super-spreader-says-dahiya-244634

[iv] https://www.infobae.com/america/mexico/2021/02/14/llegaron-a-mexico-870000-vacunas-astrazeneca-contra-covid-19-desde-la-india/

[v] https://www.independent.co.uk/asia/india/india-vaccine-shortage-cases-deaths-b1837239.html

[vi] https://www.france24.com/en/20200401-lack-of-compassion-more-than-resources-marks-india-s-deadly-lockdown-mismanagement

[vii] https://www.article-14.com/post/bjp-states-hiding-covid-19-deaths-are-endangering-india-s-health-response

[viii] https://www.thehindu.com/opinion/lead/decoding-the-corporate-hindutva-alliance/article29577507.ece

[ix] https://www.networkideas.org/featured-articles/2021/01/the-corporate-hindutva-alliance-and-the-peasants/

[x] https://www.financialexpress.com/market/reliance-industries-stock-price-may-rise-to-these-levels-foreign-investors-maintain-bullish-stance/2242214/

[xi] https://www.forbes.com.mx/amlo-india-cedera-vacunas-contratadas-astrazeneca/

[xii] https://thewire.in/business/indian-billionaires-wealth-rose-during-covid

[xiii] https://www.aljazeera.com/news/2020/11/13/restrictions-on-funding-of-indian-civil-society

[xiv] https://es.wikipedia.org/wiki/Rastriya_Swayamsevak_Sangh

[xv] https://www.aljazeera.com/news/2021/4/2/hindu-right-wing-groups-in-us-got-833000-of-federal-covid-fund

[xvi] https://en.wikipedia.org/wiki/PM_CARES_Fund

[xvii] https://www.france24.com/es/programas/en-foco/20210314-en-foco-india-protestas-agricultores-reformas-nueva-delhi

[xviii] https://cnnespanol.cnn.com/2012/08/06/quienes-son-los-sijs-y-en-que-creen/

[xix] https://www.tribuneindia.com/news/punjab/gurdwara-holds-oxygen-langar-for-covid-patients-in-ghaziabad-243515

[xx] https://thewire.in/government/no-oxygen-shortage-adityanath-uttar-pradesh-covid-hospitals-national-security-act

 

Carlos Hinojosa*

*Docente y escritor zacatecano

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Conmemora Saúl Monreal Día del Trabajo con integrantes del Sector Salud
Next Impulsar y fomentar el arte y la cultura, compromisos de Julio César Chávez