Austeridad a regañadientes


Poco a poco vuelven al redil los legisladores de la Regeneración Nacional en Zacatecas. A regañadientes fue la única manera que, como representantes de la Cuarta Transformación, desistieron de la ambición personal para honrar los principios de honestidad, austeridad y lealtad al pueblo.

Sería el viernes pasado por la tarde cuando un colectivo de militantes de Morena, en actitud de indignación, envió señales y documentos al Comité Ejecutivo Nacional de su partido, con la finalidad de llamar la atención sobre las anomalías que registraban en la LXIII Legislatura.

En el centro del debate, la reasignación presupuestal de las extintas “Herramientas Legislativas” aprobada por los legisladores de Morena, no fomentó la reducción de nómina, ni los gastos frívolos que dan un halo de suntuosidad a quienes debían defender, con humildad, al pueblo.

Por el contrario, los de la honestidad dieron aval para incrementar recursos destinados al pago (exorbitante) de asesores, viáticos, gastos de representación, eventos diversos y gasolina, como lo aseguró el petista José Dolores Hernández Escareño en entrevista para La Jornada Zacatecas el pasado viernes.

Un día antes, fuera de término, aprobado de urgente y obvia resolución, los legisladores de Morena también apalabraron un proyecto de presupuesto que en vez de poner en práctica las premisas de austeridad del nuevo gobierno, incrementa en 20 millones los recursos que exigen a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado para 2019.

En comparación, en el Senado de la República la Regeneración Nacional, acorde a las directrices de Andrés Manuel López Obrador, entregaría al presidente electo ahorros por 680 millones de pesos en apenas el presupuesto de tres meses y medio restantes al ejercicio fiscal 2018. Otros 672 millones fueron utilizados para la liquidación de más de 2 mil colaboradores.

Además, la bancada de Morena en la Cámara Alta reduciría casi en 2 mil millones de pesos el presupuesto de los senadores en 2019. Una operación que le ha resultado sacrificios impensables a un Poder Legislativo acostumbrado al dispendio acrítico e injustificado, y con el cual ahora pasará de ejercer 5 mil 300 millones de pesos el próximo año, a sólo 3 mil 500 millones.

Estos números reflejan el entusiasmo con el que López Obrador levantó la mano de Ricardo Monreal Ávila, en su visita por Zacatecas, a quien agradeció, de forma individual, el haber logrado la reducción financiera y de salarios en el Senado. En los hechos, la Cámara Alta entrega 2 mil millones de pesos de ahorro a las arcas de Andrés Manuel.

De ahí que, una vez que en el Comité Ejecutivo Nacional recibieran los reportes de la militancia zacatecana, luces rojas se prendieron en los tableros de las cúpulas. A la Cámara Alta también llegaría la noticia de que los legisladores locales de Morena traicionaban los principios de la Cuarta Transformación.

El tema no fue menor. ¿Por qué Zacatecas daba indicios de caminar en disonancia al gobierno emanado del hartazgo ciudadano? ¿Por qué la Delegada de Programas Especiales de Desarrollo formaba parte de la traición al pueblo y al presidente electo? ¿Por qué la bancada de Morena no hizo caso a la propuesta de Ricardo Monreal para que redujeran sus sueldos en al menos treinta por ciento, como les sugirió semanas atrás?

La respuesta se dejó sentir horas más tarde. Vía redes sociales, Verónica del Carmen Díaz Robles anunciaba su “personalísima” decisión de renunciar a la reasignación de las herramientas legislativas de los meses de octubre, noviembre y diciembre, que al menos le significaban 360 mil pesos.

Con enojo inocultable, pero advertida de desacato por la jerarquía de Morena, se deslindó -más a presión que a voluntad- de los recursos que antes consintió por “disciplina” a su partido, como aseguró a una columna local.

Entonces ¿sus compañeros de bancada siempre estuvieron al tanto de que la reasignación presupuestal iba en contra de su bandera de lucha? ¿La disciplina pudo más que la congruencia? ¿Decisión personalísima? Más bien, un primer fracaso en la corta carrera que se le conoce a la próxima representante de Andrés Manuel en Zacatecas.

En el mismo sentido, aunque con cabeza más fría, hizo lo propio Héctor Adrián Menchaca Medrano el sábado por la noche desde su perfil de Facebook. Así, uno a uno intentan esquivar -sin mucho éxito- los costos del conflicto que iniciaron incluso antes de rendir protesta.

Pero el problema en el que están inmersos los legisladores no concluye ahí. A falta de un posicionamiento unido, de bancada, han actuado mediante deslindes particulares, mostrando el nivel de división que existe al interior del grupo parlamentario.

Las finanzas calaron hondo y evidenciaron las ambiciones personales. Como resultado, cada uno deslegitimó su autoridad para exigir austeridad y congruencia a los otros dos poderes, Ejecutivo y Judicial.

Ahora, en la división y con credibilidad a medias, tendrán que abandonar los privilegios, asumir las críticas y presentar un programa de austeridad acorde a los postulados de la Cuarta Transformación.

Todo ello bajo el escrutinio público (local y nacional) de que los legisladores de Morena (entre ellos la próxima súper delegada), traicionaron al pueblo zacatecano y al proyecto de país.

#Casualidades: “Nos la robaron [la elección] en la mesa. Cuando menos, eso quiero creer. Les ganamos a la buena… [Aunque] ya dimos un pequeño avance. En el municipio ya logramos ganarles en el tema [electoral] con nuestro presidente de la república, el licenciado Andrés Manuel López Obrador.”

En esa tonalidad David Monreal Ávila dirigió un mensaje a los militantes de Morena en el municipio de Pinos. Ahí presentó a los servidores de la nación “para que los conozcan”, pues de la mano de Verónica Díaz serán los encargados de repartir las dádivas sociales.

“Convocamos solamente liderazgos para que se entiendan y se conozcan” dijo David a los pobladores ahí reunidos, con quienes confirmó, indirectamente, la confección electoral del trabajo que desempeñará también Priscila Benítez Sánchez, como Delegada Territorial.

De la misma manera se apersonó David en los municipios de Nochistlán de Mejía y Villahidalgo este fin de semana, en que hizo sentir su trabajo territorial “para conocer a Zacatecas”, como afirmó el periodista Francisco Esparza Acevedo en la entrevista que realizó al Coordinador de Ganadería el día de ayer.

Comienza la campaña al 2021 el ex candidato a gobernador, en los municipios donde Morena sufrió descalabros electorales este año.

Twitter: @GabrielConV

Gabriel Contreras Velázquez*

*Analista político

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous Destacan en Guadalupe valor de la mujer rural
Next Destruyen marihuana en Trinidad García de la Cadena

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.