Los coleaderos y la suerte del zacatecano


Los coleaderos

La charrería es el deporte nacional por antonomasia, y desde el 1 de diciembre de 2016 es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, al ser incluida por la UNESCO en la lista representativa del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.

En el estado de Zacatecas, como en muchas comunidades de México, la charrería remite a sus orígenes populares, de reunir a los jinetes y a sus familias, incluidas las mujeres, para ser parte de un espectáculo digno de gallardía, destreza y de lo que se conoce como arte ecuestre.

Una variación del deporte nacional son los coleaderos, que en las comunidades rurales son objeto de parálisis social, de diversión, de jolgorio, de competencia, de apuestas y de medición de fortalezas en torneos con reglamentos en forma.

Estas imágenes corresponden a un coleadero realizado el 20 de noviembre de 2017 en la localidad El Salto, del municipio Fresnillo, en Zacatecas, México.

Ahí se reúnen los jinetes y sus familias, que, como una suerte que les tocó cargar, inculcan a los más pequeños el amor por los caballos, las botas, los sombreros, las monturas, las reatas, sogas, lanzas, machetes, así como a agarrar valor con una dosis de alcohol; y a las mujeres (escaramuzas), por los coloridos vestidos y las bellas coreografías grupales a bordo de los equinos.

Guillermo Moreno Valtierra

Colaborador / Tropicozacatecas.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Previous “Los priístas sí sabemos gobernar”
Next ¡Sofocan a Mineros!

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.